Enrique Dans: “El botón ‘like’ es un buen evaluador de relevancia inmediata”

Posted on 3 de abril de 2012

6


Enrique Dans es un referente clave en la red. Profesor, asesor y conferenciante, combina estas facetas con la producción de libros y la colaboración con medios nacionales e internacionales. En esta entrevista, Dans repasa temas de actualidad y cuestiones de mayor trasfondo en Internet. Su personal y distintivo enfoque seguro que ayudan a disipar dudas y a forjar opiniones. No en vano, más de 154.000 seguidores en Twitter no pueden estar equivocados.

Por actualidad, ¿cómo sienta recibir tanto respaldo ante la demanda de Promusicae?

 La verdad es que la sensación es agradable, si bien nace de todo lo contrario. Recibir una demanda, sobre todo cuando es la primera, siempre duele. Es un asunto bastante feo pero, una vez que has pasado por ello y lo publicas, sienta francamente fenomenal recibir este apoyo. Además ha venido en dos fases, primero a nivel nacional y luego internacional, lo que está bastante bien

Tener 154.000 followers tiene sus ventajas…

Los seguidores son eso, seguidores, pero no se trata de una secta. Si no viesen que se trata de algo justo o realista, podrías esperarse un efecto casi lo contrario. Tener tantos seguidores a veces lo que provoca son dinámicas de escalada negativa.  Tener muchos ayuda, pero la gente no es tonta y sabe lo que apoya.

¿Qué errores de la industria de la música deberían aprender el resto en su conversión a digital?

Lo fundamental es aprender que el entorno no se cambia. La industria de la música y algunas otras han visto cambios que no les gustaban y han intentado detenerlos, pararlos, evitar que ocurran. Eso no se puede hacer. Es como ponerse delante de un tren y decir “no me gustan los trenes y me voy a negar a que avancen”, o como si un grupo de dinosaurios se reunieran y comenzaran a decir “cada vez hace más frío por culpa del maldito meteorito; habría que montar una asociación en contra”. Lo fundamental es entender el cambio de variable y nunca oponerte, porque no te lleva a ningún sitio.

¿Qué sector económico tiene hoy en día mayor margen de desarrollo en la red?

Vamos a ver cambios muy fuertes en sectores que hasta el momento habían sido mucho más prudentes y conservadores. Los cambios en la banca y seguros, en el sector financiero en general, están siendo muy rápidos. Son sectores con barreras de entrada muy elevadas, por lo que habría que fijarse en qué competidores van a reaccionar mejor. De todas formas, es difícil apostar por un sector en concreto que vaya a tener mayor desarrollo.

Empresas y particulares generan sus comentarios en la búsqueda de esta respuesta. ¿Hemos entrado en la tiranía del botón ‘like’?

Creo que es un botón útil para medir la repercusión de un modo práctico. Facebook puede medirla en modo rápido, aunque no tanto como Twitter. El ‘like’ es un buen evaluador de relevancia inmediata, que es lo que en su momento más le fallaba a Google. Google era un buen evaluador de relevancia pero no era rápido, ya que podías escribir algo importante o interesante pero hasta que otros no escriban sobre ello podían pasar horas o días. No es tan automático como el like, que da relevancia rápida.

Hablando de Facebook. Una corriente de expertos considera que el gigante de Zuckerberg es “too big to fail”. ¿Hasta cuándo se mantendrá su hegemonía?

Creo que tiene bastante dinamismo, sigue mostrando bastante cintura. Se replantea cambios que no son poca cosa. La modificación estética de las páginas y el pasar a Timeline es un cambio de planteamiento que muy pocas empresas llevan a cabo de la noche a la mañana. Mientras las empresas tengan suficiente cintura para operar cambios de esa magnitud, me siguen resultando de fiar. Es una empresa dirigida por alguien muy joven con un planteamiento muy claro y con una evolución muy interesante de seguir.

Google es otra gran empresa en el punto de mira. ¿En qué momento se pasa de referente mundial a compañía monopolística?

Hay mucha gente que dice que es un monopolio, hay libros en contra o incluso demandas. Pero lo que me llama la atención es que nadie se va. Nadie cierra su cuenta de Google o se pone a utilizar otros servicios, cuando en realidad en algunas áreas tiene bastante competencia. Si fuera Google me preocuparía cuando empezase a ver deserciones, salidas de gente que diga “ya no quiero estar aquí”. Y eso todavía no lo he visto. El paso se da en algún momento en función de la compañía. Todos sabemos que Google sabe mucho de nosotros, pero por las pruebas confiamos en que no lo va a usar mal. Por el momento no ha habido ningún instante en su evolución en que abusaran del usuario. Sólo tal vez hubo un momento con Google Buzz, cuando hubo gente que se dio cuenta que estaba compartiendo cosas que quizás no quería. Fue un fallo clarísimo pero que se solucionó.

La inversión en Internet no cesa de crecer en una coyuntura económica es adversa. ¿Ni siquiera la mayor crisis desde la Gran Depresión puede frenar la consolidación?

Es pura lógica. Simplemente, un número mayor de gente se va dando cuenta de que los canales que utilizaban era incompletos y limitados. Es una cuestión de educación progresiva. Una vez que ves que el entorno va adoptando algo, te sientes más seguro en él. Aún así, sigue habiendo una brecha digital y gente que cree que hay un hacker colgado detrás de cada poste. Se tratará quizás de un proceso de educación colectiva y progresiva, es un proceso que va permeando pero de forma lento.

Parece que la gente se fía ahora un poco más de las transacciones electrónicas.

Se veía como el gran miedo. Yo jugaba un poco con eso en charlas o presentaciones. Preguntaba si alguien se sentía inseguro metiendo los números de su tarjeta de crédito en Internet y muchos levantaban la mano. Luego preguntaba si a alguien le habían robado en este proceso y no levantaba la mano nadie. Al final les comentaba que les habían contado una batalla. Luego explicaba que a mí sí me había pasado y que el banco me había devuelto el dinero de manera prácticamente inmediata.

Las empresas que se asientan en las redes sociales ya buscan prescriptores y conversaciones. ¿Qué viene después del manifiesto Cluetrain?

Lo que viene es aceptar el proceso de forma natural. Internet es un canal bidireccional, por tanto cambia la forma en la que interactuamos con nuestros clientes. Esta interacción puede darse para hacer una pregunta o presentar una queja, pero también para otras muchísimas cosas. Lo que viene puede ser contextualizar esta interacción.

¿Qué opinión le merece el personal branding y cuál cree que será su desarrollo?

Creo que el énfasis enorme que se está dando ahora al personal branding no es más que un reflejo de que todavía poca gente lo maneja. Se trata más de excepción que de regla, es el efecto pionero. Si pasas cierto tiempo en la red acumulas un bagaje que pasa a formar parte de tu imagen en la red. Si la gente que está a tu lado no lo hace, se resalta un poco más. Cuando todos los hagamos y lo veamos como algo normal, porque nos ayude a situarnos en el mercado de trabajo, destacar será más difícil.

Siguiendo con la línea de un futuro ya presente, ¿son las baterías de los dispositivos la última frontera?

Es una tecnología muy agotada, que se ha exprimido hasta el límite en lo referente al polímero de litio. Por tanto, se está buscando una nueva frontera. Empresas que estén trabajando en nuevas tecnologías de baterías pueden ser de alto riesgo pero muy interesantes. Debe aparecer algo en algún momento que empuje esa frontera.  Por el momento se han vuelto un factor determinante. Sé que en cuanto me paso un día fuera de casa voy a volver con la batería al mínimo, por lo que a lo mejor debo optar por modelos de teléfono que me permitan llevar una batería en el bolsillo. Pero eso no es lógico, demuestra que la tecnología no está madura todavía.

En su libro ‘Todo va a cambiar’ se destila cierto optimismo acerca de que será la meritocracia la que dictamine el éxito de cada contenido.

Por un lado está la llamada inteligencia colectiva y por otro lado hay una fuerte influencia del sensacionalismo, amarillismo, telecinquismo. Ese último factor contamina al otro, porque nunca sabes si lo que hace aparecer titulares es que a muchos de tus amigos les parece muy interesante o porque se ha colado. Estos factores se irán destilando con el tiempo.

Complete la frase:

  • El Ipod fue a la industria de la música como … el modelo T al automóvil.
  • El mayor hito en Internet en la década de los 90 fue … Napster, por el P2P, y BitTorrent.

JA

Anuncios
Posted in: Actualidad